Translate


Con el proceso de la práctica artística, exploro e intento comprender las elecciones que voy tomando en mi vida. A veces pienso que no se trata de saber elegir, sino de saber por qué elegimos lo que elegimos. 

Desaprender actitudes, reacciones y convicciones, tal vez heredadas, tal vez acuñadas en nuestra infancia y posteriormente desarrolladas en nuestra madurez, es para mi un leitmotiv a la hora de crear. 

La creación, la práctica artística, es probablemente el único ámbito en el que todo es permisible. Cualquier punto de vista, cualquier relación y cualquier acción son posibles. Es justo el espacio abierto, el campo sin puertas en el que podemos explorar sin miedo a equivocarnos porque no hay reglas ni límites, no hay expectativas ni miedos que controlar.

La belleza, la estética, la armonía, lo onírico, lo inimaginable, son los materiales con los que pretendo sorprender al espectador de la obra con recursos y formas inesperadas, generando en él sentimientos que le transporten a territorios desconocidos pero gozosos a la vez que reflexivos.